Sodoprela

Blog

Postura de la sociedad en el uso de túneles de desinfección frente a pandemia Covid19

En vista de que el gobierno ha adelantado que pronto autorizara el retorno paulatino a las operaciones, las empresas se están preparando para la vuelta al trabajo, por lo que, últimamente se ha visto en los medios de prensa, la comercialización de dispositivos de sanitización y/o desinfección como medio de lucha adicional frente al COVID-19, con los cuales se pretende reducir la potencial contaminación infecciosa viral que esté presente sobre la superficie de la ropa de la persona que ingresa a ciertas facilidades.

De acuerdo con lo divulgado por medios de comunicación, y lo reportado por algunos fabricantes, se han estado utilizando para la aspersión sobre personas, diferentes productos cuyo uso autorizado es la desinfección de superficies, equipos, dispositivos o el tratamiento y desinfección de aguas residuales, y no su uso como desinfectante de aplicación directa sobre humanos, ya que no se cuenta con una evaluación de los posibles riesgos sobre la salud humana, y posibles efectos derivados de la aplicación directa sobre las personas.

Agencia EFE, 28 de abril de 2020
Foto: Agencia EFE, 28 de abril de 2020

Dado que a la fecha no se cuenta con ninguna orientación técnica específica para el uso de este tipo de dispositivos, los técnicos especializados de nuestra sociedad han revisado información disponible en publicaciones basadas en evidencia científica, relacionada con los riesgos para la salud y la eficacia de este tipo de procedimientos, con el fin de definir la real utilidad de los mismos y emitir conceptos respecto del potencial riesgo sobre la salud humana.

Este tipo de cabinas ha sido generalmente utilizado para la desinfección de superficies de trajes en laboratorios de investigación microbiológica o inactivación de trajes contaminados por materiales tóxicos (Tomas, Cadnum, Jencson & Donskey, 2015); su mecanismo de actuación consiste en nebulizar una sustancia química con propiedades desinfectantes como el peróxido de hidrógeno, el hipoclorito de sodio, el glutaraldehído o el ozono, o la aplicación de un agente físico como la radiación ultravioleta, capaces de destruir las barreras protectoras de los microorganismos patógenos.

La información divulgada por medios de comunicación y fichas técnicas enviadas por los mismos suplidores, permite identificar que los diferentes dispositivos diseñados, fabricados y aplicados para la aspersión de desinfectantes comparten un diseño estructural que permite darle soporte a sistemas de aspersión o nebulización con un número variable de boquillas que se accionan de manera mecánica o automática ( por medio de sensores y un motor de activación) cuando la persona se ubica en su interior o transita a través del mismo, con el fin de que la solución desinfectante cubra la superficie de la ropa de la persona o sus áreas expuestas.

Algunos diseños incluyen tapetes desinfectantes. Los tiempos de aplicación no están estandarizados y el tamaño de la gota y la cantidad de producto asperjado / nebulizado, (dosificación), varían de acuerdo con el tipo de sistema y diseño. Así mismo, la altura y número de boquillas varía de acuerdo al diseño. Se ha identificado que dentro de los productos que actualmente se están aplicando en los diferentes sistemas, se encuentran: amonio cuaternario, ozono, acido hipocloroso, soluciones de hipoclorito, alcohol, catalizadores orgánicos, entre otros, y en muchos casos no se especifica el producto, aunque se menciona sin ningún fundamento, que son seguros y que no afectan la salud de las personas.

De acuerdo con lo referido por los comercializadores y evidenciado en locaciones donde han sido instaladas, los potenciales usuarios pueden circular a través de los túneles o cabinas sin haber recibido información clara y objetiva al respecto del producto que le aplican o los potenciales riesgos que puede originar el mismo, ni cumplir un protocolo especifico, por lo cual, algunos pasaran muy rápidamente y otros se pueden demorar más tiempo, unos ingresaran con tapabocas, el cual no cambiaran después del proceso, haciendo que al humectarse, pierda su eficacia, o el usuario inhale la sustancia de desinfección, otros pasaran por el túnel sin tapabocas, exponiendo directamente la boca y nariz al producto asperjado; es infrecuente el uso de protección ocular y algunos entraran con ropa que no cubre sus brazos y piernas, haciendo que el producto entre en contacto directo con la piel.

La sensación de humedad en la cara, tras la aplicación del producto, puede hacer que la persona se toque la cara y se refriegue los ojos facilitando la inoculación de partículas virales que pueden estar presentes en sus manos generando un potencial de ingreso de agentes patógenos al organismo, o generando irritación ocular o en la piel.

Tomando en cuenta que la rápida disposición de estos dispositivos en el mercado por parte de empresas y suplidores y la ausencia de reglamentos técnicos y regulación para su control, no han permitido que las autoridades de salud efectúen las inspección, vigilancia y control del tipo de producto utilizado, la concentración a la cual se está aplicando, la dirección y altura de las boquillas, la cantidad de producto que es asperjado sobre cada persona, las competencias necesarias para operar efectivamente el equipo dentro de los parámetros recomendados por los fabricantes en cada caso (de estos estar disponibles) y las condiciones de aseo y mantenimiento del respectivo, arco, túnel o cabina, ni que se efectué el seguimiento a los posibles efectos secundarios sobre la salud de los usuarios, que se hayan derivado de la exposición a los productos de desinfección.

En tal sentido, procedimos a verificar publicaciones e informaciones de referencia y datos de los productos normalmente utilizados por las cabinas y se encontró la siguiente información:

  • La agencia de protección ambiental de los Estados Unidos (EPA), elaboró recientemente una lista de desinfectantes aprobados para ser usados sobre superficies duras porosas y no porosas contra el COVID 19 (Lista N), en la cual detalla el número de registro, su ingrediente activo, el nombre comercial, la compañía productora, el tipo de virus frente al cual es activo, el tiempo necesario de contacto en minutos para ser efectivo, el tipo de formulación, el tipo de superficie sobre la cual debe ser usado y el lugar en el cual se recomienda su uso.
  • Los siguientes productos hacen parte de la lista N: amonio cuaternario, peróxido de hidrogeno, ácido peroxicaetico, isopropanol, hipoclorito de sodio, ácido octanoico, etanol, trietilenglicol, acido L-láctico, ácido peroxiacetico, acido glicólico, fenólico, ion plata y ácido cítrico, acido hipocloroso, sin embargo, ninguno de los productos es recomendado para ser aplicado sobre seres humanos. El ozono no figura en la lista N de la EPA. En la tabla 1 se presentan algunos de los riesgos para la salud secundarios a la exposición a algunos de estos productos.

Fuente: Ozono:

https://www.cdc.gov/niosh/topics/ozone/default.html

https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/24823#source=HSDB&section=Human-ToxicityExcerpts

Peróxido de hidrogeno:
https://www.cdc.gov/niosh/topics/hydrogen-peroxide/default.html

Hipoclorito – Acido Hipocloroso
https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/23665760#source=HSDB

https://echa.europa.eu/documents/10162/330fee6d-3220-4db1-add3-3df9bbc2e5e5

Alcohol isopropílico:
https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/3776#source=HSDB

Esta consideración es de gran relevancia, ya que a pesar de que los productos desinfectantes recomendados para COVID19 tienen composiciones diferentes y pueden reaccionar de forma distinta de acuerdo con sus características de peligrosidad (explosividad, reactividad, inflamabilidad), que los pueden hacer nocivos para la salud. La exposición a través del contacto directo con la piel o mucosas o al ser inhalados e ingeridos accidentalmente, pueden desencadenar irritación dérmica, irritación del tracto respiratorio, irritación conjuntival, las cuales pueden variar en intensidad, severidad y momento de aparición, de acuerdoa su concentración y tiempo de exposición; así mismo pueden originar reacciones alérgicas, conjuntivitis, dermatitis de contacto o exacerbar condiciones de obstrucción respiratoria en personas susceptibles, además del riesgo de sensibilización (alergia) a mediano plazo.

El uso de los productos de sanitización que cuenten con la autorización de las autoridades sanitarias, solo se recomiendan para la limpieza y desinfección de superficies u objeto inanimados, siempre y cuando se realicen por personas capacitadas y con el uso obligatorio de equipos de protección individual adecuado, debiendo evitar en todo momento la presencia de personas en el área de aplicación.

El uso de arcos, cabinas, túneles y cámaras de aspersión / nebulización de desinfectantes para el control de COVID19 ha sido una estrategia que también se ha implementado enotros países, sin embargo, la ausencia de información solida frente a los riesgos para la salud, así como evidencia epidemiológica que permita respaldar su uso como herramienta para el eficiente control del COIVD 19, ha hecho que hayan sido retiradas de su uso en varios países en las que se estaban usando (India, Indonesia, Perú, entre otros) . Los Ministerios de Salud de países como Malasia, México, filipinas, Colombia y Guatemala, han emitido comunicados en los cuales no se recomienda el uso de este tipo de dispositivos para aplicar desinfectantes sobre personas, por el riesgo que esto puede representar sobre la salud, así como el riesgo de diseminación del virus que pueda estar presente en la ropa, cabello o pertenencias de personas que pasan por el túnel, aumentando el riesgo de dispersión del virus.

La Organización Mundial de la Salud en su página web, ha aclarado que “rociar todo el cuerpo con alcohol o cloro no sirve para matar los virus que ya han entrado en el organismo. Pulverizar estas sustancias puede dañar la ropa y las mucosas (es decir, los ojos, la boca, etc.). Tanto el alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies, siempre que se sigan las recomendaciones pertinentes”; adicionalmente, ha publicado los siguientes consejos para la población en general en relación con el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2): No se deben utilizar lámparas ultravioletas para esterilizar las manos u otras partes del cuerpo, ya que la radiación ultravioleta puede causar eritemas (irritación de la piel) y su uso continuo puede causar cáncer. Rociar todo el cuerpo con alcohol o cloro no sirve para la destrucción de partículas virales que ya han entrado en el organismo. Pulverizar estas sustancias puede dañar la ropa y las mucosas (es decir, los ojos, las vellosidades que cubren el sistema respiratorio, la boca, etc.). Tanto el alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies, siempre que se sigan las recomendaciones pertinentes.

La Conferencia Americana de Higienistas Industriales Gubernamentales (ACGIH por sus siglas en inglés), establece que las sustancias químicas empleadas en estas cabinas son perjudiciales cuando entran en contacto directo con la piel o las mucosas, por sus efectos irritantes o corrosivos, sin citar otras consecuencias que se pueden desarrollar a largo plazo por la exposición continua, como daño al sistema nervioso central o bronquitis (ACGIH, 2020).

El Consejo Colombiano de Seguridad (CCS) y la Sociedad Colombiana de Higienistas Ocupacionales (SCHO) recomiendan el uso de cabinas de desinfección en el territorio nacional únicamente para la inactivación de agentes patógenos o sustancias químicas tóxicas depositadas sobre superficies inertes como los trajes con cobertura plástica de profesionales de la salud y personal de atención de emergencias, siempre que se garantice que las zonas de contacto directo (piel y/o mucosas) del trabajador se encuentran aisladas totalmente de la atmósfera de la cabina y en todo caso no se recomienda su uso en personas.

Múltiples sociedades y asociaciones se han manifestado en contra del uso de las cabinas sanitizantes y, entre las cuales se encuentra: La Sociedad Iberoamericana de Salud Ambiental (SIBSA), la Red de Centros de Información y Asesoría Toxicológica de Centroamérica (REDCIATOX), la Asociación Toxicológica Argentina (ATA), la Sociedad de Toxicología y Ambiente del Círculo Médico de Córdoba, el Centro de Información Toxicológica de la Universidad Católica de Chile (CITUC), el Centro de Información y Asistencia Toxicológica de la Universidad de la República de Uruguay (CIAT), el Centro de Información y Atención Toxicológica (CIAT) de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí México y el Instituto Argentino para la Reducción de Riesgos de Desastres (IARRD)

En conclusión

La Sociedad Dominicana de Prevencionistas de Riesgos Laborales, después de analizar y confirmar la información recopilada por diferentes medios de información y debatir el tema con una representación de miembros en mesa redonda, recomienda:

  • Evitar el uso de los túneles de sanitización y/o desinfección en personas en la vía pública, en instituciones públicas o privadas sin garantizar el aislamiento de la piel y mucosas de las mismas, ya que este procedimiento carece de evidencia científica verificable sobre su eficacia para realizar desinfección directa a personas con el fin de prevenir la COVID19.
  • Entendemos que esta práctica, además, causa una falsa sensación de seguridad en las personas, conduciendo a que se descuiden las medidas básicas de prevención científicamente probadas, como es el lavado constante y consciente de manos, uso de mascarillas, respiradores, tapa bocas y el distanciamiento social preventivo y solidario.
  • Estas prácticas de descontaminación están reservadas exclusivamente a personal con entrenamiento específico en el manejo de riesgos biológicos y/o químico, que utiliza equipos de protección personal adecuado al riesgo.

REFERENCIAS
H-R Kim, et al. Adverse health effects of humidifer disinfectants in Korea: lung toxicity of polyhexamethylene guanidine phosphate. Review. The Journal of Toxicological Sciences. Vol 41.No. 6 711-717. 2016 Jin-Won-Huh, et at. Inhalation Lung Injury Associated with Humidifier Disinfectants in Adults J Korean Med Sci. 2016 Dec; 31(12): 1857– 1862.
DISINFECTION BOX / CHAMBER / TUNNEL / BOOTH / PARTITION / GATE TO REDUCE TRANSMISSION OF COVID-19 Based on available evidence up to 7 April 2020

www.moh.gov.my/moh/resources/penerbitan/mymahtas/MaHTAS%20COVID19%20Rapid%20Evidence/Disinfectant%20And%20Sterilisation/Disinfection_Box__Chamber__Tunnel__Booth_Partition_Gate_To_Redu ce_Transmision_Of_COVID19.pdf

Secretaria de Salud de México no recomienda uso de túneles y arcos sanitizantes.
https://www.gob.mx/salud/prensa/103-lasecretaria-de-saludno-recomienda-uso-de-tuneles-y-arcos-sanitizantes

Ministerio de Salud Publica y Asistencia Social. Comunicado No. 50. Abril 17 de 2020g
https://www.mspas.gob.gt/index.php/noticias/comunicados/item/807-el-ministerio-de-salud-publica-y-asistencia-socialmspas-a-lapoblacion-en-general-informa

World Health Organization. Coronavirus disease (COVID-19) advice for the public: Myth busters.
https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novelcoronavirus-2019/advice-for-public/myth-busters

Ministerio de salud pública y asistencia social, Colombia
https://www.minsalud.gov.co/Ministerio/Institucional/Procesos%20y%20procedimientos/GIPG20.pdf

Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. [EPA]. (2020, 16 de abril). List N: Disinfectants for Use Against SARSCoV-2.
https://www.epa.gov/pesticide-registration/list-ndisinfectants-use-against-sars-cov-2

American Conference of Governmental Industrial Hygienists. [ACGIH]. (2020). TLVs® and BEIs® – Threshold Limit Values & Biological Exposure Indices.
https://www.acgih.org/forms/store/ProductFormPublic/2020-tlvs-and-beis

Department of Health – Republic of Philippines. [DOH]. (2020, 11 de abril). Discontinuance of spraying or mistingdisinfectants and the use of disinfection booths or sanitents.
https://www.deped.gov.ph/wpcontent/uploads/2020/04/DTFCMemo_034_Discontinuance-of-Spraying-or-MistingDisinfectants-and-the-Use-of-Disinfection-Booths-or-Sanit.pdf

Consejos para la población acerca de los rumores sobre el nuevo coronavirus (2019-nCoV)
https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novelcoronavirus-2019/advice-for-public/myth-busters

Asociación toxicológica de argentina
https://toxicologia.org.ar/cabinas-sanitizantes-adviertensobre-el-riesgo-para-la-salud

Autor

Sodoprela

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Enter Captcha Here :